Los consumidores han presentado una gran variedad de cambios en sus hábitos de consumo, lo cual abre nuevas oportunidades de negocio para los materiales de productos alimentarios.

Características de los cambios en el consumidor

  1. Envejecimiento de la población. El aumento de la edad de los consumidores ha dado lugar al incremento de envases ergonómicos, de fácil apertura…Los consumidores de edad avanzada se ha comprobado que buscan tamaños menores y mejor adaptados a sus realidades. El plástico es ligero y versátil, dos requisitos clave para responder a las necesidades de este segmento. Otro aspecto importante son los envases inteligentes que informan del estado del producto de una forma visual y que pueden ayudar a identificar productos en mal estado.
  2. Hogares formados por una o dos personas. Esta circunstancia hace que se apueste por el formato monodosis (sobres de kétchup o mahonesa, mini envases de mantequilla o mermelada…) en todos ellos el material protagonista es el plástico, por su funcionalidad y precio.
  3. Conciliación de vida familiar y laboral. Los consumidores que trabajan tienen poco tiempo para comprar y cocinar. Este tipo de segmento tiende a la cocina rápida (envases microondables, platos refrigerados, conservas).

Los materiales plásticos multicapa están siendo cada vez más utilizados en envases destinados a calentarse en microondas. El sector de las conservas, es otro que está en crecimiento. Según datos de ANFACO (Asociación Nacional de Fabricantes de Conservas) en 2015 el consumo de pescados y mariscos registró un aumento de un 9% respecto a 2010, convirtiéndose en el único producto de pesca y acuicultura que ha incrementado su consumo en los últimos seis años.

  1. El salto al e-commerce. Pese a que la compra de alimentación por Internet todavía es reducida (solo supone un 1.5% del total de las compras que se realizan por este medio), la previsión es que esta cifra se incremente, como está pasando en países como EEUU. Los nativos digitales, que cada vez son más y están ya llegando a la edad de independizarse de sus padres, se adaptarán más fácilmente a la costumbre de hacer compras de supermercado online. Los materiales plásticos tienen en este sentido una oportunidad, son una alternativa a materiales como el vidrio, que están condicionados por su fragilidad. Además, por su versatilidad, permiten nuevos diseños que se adapten a la cadena logística.
  2. Concienciación medioambiental del consumidor. Esta situación ha generado el crecimiento exponencial del marketing verde, la necesidad de vender las bondades ecológicas del envase. Se apuesta por el ecodiseño, la reciclabilidad y los materiales biodegradables.

En winterborne podemos ayudarte con el diseño de tu empaque de acuerdo a tus productos.

Contáctanos y te brindamos la información que necesites.