Dependiendo del producto y el público al que va dirigido, los envases que se tipifican en esta categoría suelen englobar diversas características como apertura fácil, simplicidad y rapidez en la preparación, entre otras.

Hay tres tendencias que marcan el diseño en “Convenience Packaging” son:

1. “Convenience Packaging” : Para productos orientados a personas mayores. La manipulación de envases por personas mayores influye continuamente en su calidad de vida. Adaptar éstos a las necesidades de este nicho de público es un reto y un desafío en el contexto del diseño de envases de los próximos años. Estamos hablando, no lo olvidemos, del segmento de población que más está creciendo y va a crecer en las sociedades desarrolladas y, por lo tanto, foco constante de atención por parte de la industria de bienes de consumo.

Un estudio de la Universidad de Portsmouth ha evidenciado la sensación de impotencia que las personas mayores tienen ante los envases de los productos que consumen, identificando los principales elementos que las causan. Por su parte, un grupo de investigadores australiano también ha trabajado en la misma línea, así lo avanzábamos en el artículo: “Envases adaptados a la población mayor”.

Los resultados de los estudios parecen claros, debido a la dificultad de las personas de la tercera edad para abrir los envases de alimentos y bebidas dejan de comer ciertos productos, lo que conlleva una malnutrición. Así pues, un adecuado diseño del envase podría reducir la malnutrición en este grupo poblacional.

Los especialistas en “Convenience Packaging” de AINIA destacan cuatro grandes líneas de trabajo para la adaptación de envases a este nicho de mercado:

a). Innovaciones en sistemas de apertura y cierre: El objetivo es conseguir envases que, sin perder la seguridad del cierre, sean de fácil apertura, orientados al mínimo esfuerzo físico posible de un público que, en muchos casos, tiene mermada su motricidad fina o sufre enfermedades como artritis, artrosis, Parkinson, fracturas de muñeca… Por todo ello, la manipulación del envase debe ser cómoda, fácil y sencilla.

La intervención de un buen especialista en diseño de envases, que domine la tecnología de materiales, ergonometrías y formas, permitirá desarrollar diseños “convenience” capaces de medir la torsión, la torsión fina, la comprensión y la comprensión fina de la tapadera u otros sistemas de apertura del envase. Generalmente, las mayores complicaciones se generan en tapas muy ajustadas.

b). Ergonometría del envase: Es también un factor determinante en un diseño de conveniencia para envases dirigidos a personas mayores. De la misma forma que con aperturas y cierres, la relación entre patologías y manipulación influye y condiciona al usuario. Como ejemplos, pensemos en tubos o bolsas que requieren determinada fuerza de agarre, apriete para la obtención del producto… y obligan también a innovar en los sistemas de vaciado, retención de producto, etc, por parte de los expertos en diseño de envases.

Aquellos envases que obligan a la aplicación de fuerza concentrada en movimientos específicos como el caso de los packs de plástico que hay que romper para obtener el producto, también tendrán que evolucionar hacia diseños más funcionalizados en clave conveniencia y usabilidad.

c). Legibilidad de las etiquetas y jerarquización de la información: La gente mayor suele realizar las compras de manera más racional y analítica que públicos más jóvenes. En este sentido, etiquetas legibles, donde primen los cuerpos y tamaños de letra grandes, con fondos que posibiliten un contraste, información clara y transparente y, desde un punto más cualitativo, la importancia e interés creciente en este público por el etiquetado nutricional que debe ser claro, sencillo y tenga bien jerarquizada la información fundamental, marca puntos de diferencia entre un diseño adaptado al público y otro que no lo esté.

Puede parecer baladí, pero una mala legibilidad de las etiquetas y la información confusa y poco transparente del producto es uno de las principales causas de rechazo de compra en productos orientados a este segmento poblacional.

d) El tamaño condiciona: Pensemos en los problemas de movilidad y carencia de fuerza muscular, las pérdidas de apetito y reducción de ingestas de comida diaria… los envases orientados a personas mayores tienden a ser pequeños, con pesos reducidos y no excesivos.

2. “Convenience Packaging” para productos orientados a lactantes y niños: Otra gran tendencia de desarrollo del “Convenience Packaging” tiene que ver con productos orientados a niños y lactantes. Hay diversos estudios que evidencian potenciales mejoras en la alimentación y nutrición infantil que son posibles si avanzamos en el diseño de envases prácticos para estos públicos, teniendo en cuenta sus necesidades.

Las potencialidades de diferenciación de las marcas que han optado por ello son considerables; basta citar casos como el de Font Vella y sus tapones con boquilla en botellas de agua para niños para identificar el potencial de venta y aceptación de producto.

Pero hay más casos de estudio, siguiendo en el mismo segmento de producto, Lanjarón se ha diferenciado con ergonomías divertidas que recuerdan personajes de Disney, empatizando emocionalmente con los pequeños; o Aptar Group ha desarrollado dos nuevo modelos de surtidores fáciles de abrir y re-cerrar para bolsas flexibles, que pueden usarse fácilmente por niños. De ello informábamos en nuestro Newsletter especializado Guiaenvase.

Según los expertos de AINIA en diseño funcional y de convenience, lo que prima en tendencias de diseño de envases adaptados a niños son:
• Boquillas adaptadas, que faciliten la comida o bebida en públicos donde se está todavía aprendiendo a desarrollar estas funciones.
• Facilidad de apertura con válvulas antiderrame que eviten pérdidas.
• Tamaños pequeños, adaptados a las necesidades nutricionales y con un peso adecuado a la complexión muscular; con materiales capaces de aguantar caídas, golpes, y por lo tanto posibles roturas.
• Ergonomías divertidas, con formas redondeadas y sin zonas punzantes; ricas en colores, generadoras de sensaciones… con las que los niños puedan experimentar.
• Envases pack con posibilidades de separar producto y mezcla, facilitando la conveniencia de comidas o meriendas fuera de casa (parque, colegio…).

3. Envases adaptados a la medida de productos:  Además del usuario final, el otro elemento que condiciona el diseño de conveniencia es el propio producto. Es la tercera gran tendencia de desarrollo en diseño de envases. En esta línea, los diseñadores de envases de AINIA destacan dos grandes campos de trabajo:

Diseños que den respuesta a la practicidad y rapidez en la preparación de platos en casa (gran campo de desarrollo en el sector de platos preparados).
Envases de conveniencia que faciliten en vaciado de producto de forma cómoda, rápida y fácil, sin que queden restos o pérdidas de producto en el envase.

En el primero de los casos citaremos como ejemplo de buen hacer el nuevo envase “convenience” para mejillones de la empresa Angulas Aguinaga, envasado en bandejas de plástico redondeadas que aseguran que la bandeja puede dar vueltas en el microondas durante el calentamiento del plato, mientras las asas en los extremos facilitan el trasiego y evitan riesgo de quemaduras cuando se retira del microondas.

En cuanto a la segunda línea de trabajo (los envases de conveniencia que faciliten en vaciado de producto de forma cómoda), estamos percibiendo diseños interesantes no solo en alimentación, también en otros sectores afines como el de cosmética.

Como conclusión, los profesionales de industrias de bienes de consumo deben aceptar que la personalización del envase en tendencia creciente y los criterios de “convenience” prevalecen en la decisión de compra.

Con información de Packaging.

 

Contáctanos y te brindamos la información que necesites.