Llámanos (55) 5312-6364/(55) 5312-6344/(55) 5300-6783

5.- Capacidad de extensión

El diseño del empaque de tu producto debe de permitir una introducción sencilla de una nueva línea, la variación del producto o la creación de una submarca.

Por ejemplo, imagina que estás creando el empaque para una nueva marca de jugo de manzana. Presentas al cliente con el mejor diseño y éste responde tan bien que, al mes, el cliente decide sacar un jugo de durazno con la misma marca.

Un buen diseño permite la variación de forma sencilla sin tener que perder el atractivo visual.

Si cuando te ves diseñando el empaque para el jugo de durazno te encuentras con problemas para hacerlo -no se ve también como con la manzana- o no puedes agregar las diferentes características de forma sencilla, estás en un problema.

El secreto radica en siempre diseñar mirando a futuras extensiones de producto o de sus características; esto significa la creación de un diseño visual sistemático que permita cambios sencillos de las imágenes o de la información para que, al final, se obtenga una agradable familia de productos.

También te puede interesar   ¿Transportas aire?