Este es un proyecto universitario para una marca de jabones en Serbia.

El diseño maneja tres colores, uno para cada esencia (perla, lavanda y violeta) que ilustra la discusión que manejamos en las recomendaciones sobre la capacidad de expansión: con las mismas características de diseño, pero logrando una auténtica diferenciación que le indica al comprador que existen variedades del mismo producto.